viernes, 22 de febrero de 2019

martes, 5 de febrero de 2019

Magdalenas



Vi esta receta en el blog de “Las Recetas de la Tata” y me encantaron, así que las hice ayer…fue mi regalo de cumple. El de mi marido fue un pedazo ramo de flores, que sabe que me encantan. Y mi hijo un súper abrazo, que le cuesta mucho darlos, pero mucho mucho, os lo aseguro, jejeje. Eso sí, me aproveché un montón, pues no lo soltaba, jajajaja…


Volviendo a las magdalenas, puedo deciros que son deliciosas y que he descubierto (gracias a San Google) que al poner la masa en la nevera unas horas, (pues en la receta ponía que había que ponerla en la nevera y no sabía por qué), luego y gracias al contraste frío-calor suben más. Y ya de paso descubrí también que es mejor batir con batidora eléctrica que a mano, pues si la masa tiene mucho aire salen más esponjosas.
Supongo que son pasos o puntos que muchas ya conocéis, yo no (upssss) y como siempre digo nunca se deja de aprender en la cocina.
Y bueno, paso ya a poneros la receta de estas deliciosas magdalenas.
Probarlas, os encantarán.

Ingredientes:

-          2 huevos (yo puse tamaño L).
-          200g de azúcar.
-          60 ml de leche.
-          190 ml de aceite de oliva suave.
-          210g de harina.
-          1 cucharada de café de levadura tipo Royal.
-          Una pizca de sal.
-          Esencia de azahar (yo puse media cucharada de café).

Preparación:

En un bol tamizamos la harina con la levadura e incorporamos también la sal.
En otro bol batimos con las varillas eléctricas el azúcar con los huevos, añadimos la leche, la esencia de azahar y el aceite poco a poco.
Añadiremos la harina a la mezcla de los huevos y batimos un poco (siempre con varillas eléctricas), que se mezclen bien los ingredientes.
Taparemos el bol con film transparente y metemos en la nevera, yo la tuve 2 horas, puedes ponerla más tiempo, pero mínimo 1 hora.
Precalentamos el horno a 250º.
Sacamos la masa de la nevera, la batimos un poco a mano y la repartimos en los moldes de las magdalenas, rellenamos hasta ¾ partes del molde y espolvoreamos azúcar por encima, yo le puse bastante…ya sabéis que soy muy golosa.
Bajamos la temperatura del horno a 210º y metemos las magdalenas.
Las horneamos unos 15 minutos, siempre comprobando, pues ya sabéis que cada horno es un mundo.
Cuando al pinchar con un palillo salga limpio ya estarían.
Dejamos enfriar y disfrutamos en desayunos, meriendas, resopones…jejeje…

La receta original la tenéis aquí, yo como siempre he adaptado un poco los ingredientes a los gustos de mi casa.
Y lo dicho D-E-L-I-C-I-O-S-A-S. 








BESOS.

lunes, 28 de enero de 2019

Champiñones rellenos



Y con lo que me sobró del relleno de las berenjenas que publiqué el viernes hice estos champiñones rellenos…que puedo decir, si las berenjenas estaban deliciosas, los champiñones no se quedaron atrás.

Ingredientes:

-          1 bandeja de champiñones.
-          Relleno de las berenjenas (receta aquí)
-          Queso en lonchas, para gratinar.

Preparación:

Lavamos bien los champiñones y les quitamos el rabo, yo no lo aproveché, (pecadorrrrrr…), pero se puede cortar a trocitos pequeños, sofreírlos y mezclarlo con la mezcla que ya teníamos preparada.
Se rellenan los champiñones, se ponen sobre una bandeja horno y ponemos por encima un trocito de queso, para que gratine.




Metemos al horno unos 15 minutos o hasta que veamos que los champiñones estén hechos y gratinados.
Sacamos del horno y comemos calentitos.






BESOS.

viernes, 25 de enero de 2019

Berenjenas rellenas




Las berenjenas me gustan mucho y la verdad, rellenas de carne no suelo hacerlas mucho, tengo otra receta más sencilla que en casa nos encanta y es la que normalmente hago: “Berenjenas al horno”, pero la otra noche me apetecía hacerlas rellenas y aquí la receta.

Ingredientes:

-          2 berenjenas.
-          250g de carne picada.
-          200 ml de tomate frito.
-          Salsa bechamel.
-          Queso rallado.
-          Unas lonchas de queso (para gratinar).
-          Aceite de oliva y sal.

Preparación:

Precalentamos el horno a 200º.
Lavamos bien las berenjenas, les quitamos la punta, las partimos por la mitad y las vaciamos.
La pulpa la troceamos fina y la piel la pondremos al horno, que se vaya haciendo.




Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y sofreímos la carne, salamos al gusto, a mitad sofrito agregamos la berenjena troceada. Cuando esté sofrita añadimos el tomate y dejamos hacer un poco, añadiremos después la salsa bechamel. Mezclamos bien y dejamos hacer unos minutos, que quede compacto para que no se nos desmonte al ponerlo en las berenjenas. Quitamos del fuego y agregamos queso rallado al gusto, mezclamos y repartimos sobre las berenjenas. Ponemos una loncha de queso sobre cada berenjena y metemos al horno hasta que esté bien gratinadito






….Mmmmm.
Delicius….







Besos.

jueves, 17 de enero de 2019

Longanizas al vino




Hace ya tiempo que tengo hecha esta receta y aún no la había publicado.
Decir que es una receta que no conocía, la vi por internet hace ya unos años, me dio mucha curiosidad, la hice, (como siempre cambiando y adaptando la receta a los gustos de los míos) y en casa encantó a todos, así que se quedó definitivamente en mi recetario.
No puedo poner la receta original porque no lo apunté en su momento y después de tanto tiempo no recuerdo de donde la saqué.

Ingredientes: (para 3 personas)

-          ½ kg de longanizas
-          1 cebolla.
-          2 dientes de ajo.
-          1 vaso de vino blanco.
-          Unos granos de pimienta negra.
-          2 hojas de laurel.
-          Aceite de oliva.

Preparación:

Sofreímos en un poco de aceite el ajo, cuando esté dorado lo retiramos y añadimos la cebolla cortada fina. Dejamos sofreír un poco e iremos añadiendo las longanizas el laurel y la pimienta.
Rehogamos todo unos minutos y cubrimos con el vino blanco.
Cocemos a fuego medio unos 20 minutos. Si fuera necesario (se consume el vino) añadiremos un poco de agua.


Como veréis es una receta donde la sal no se encuentra entre sus ingredientes, pues no es necesaria.
Yo he acompañado las longanizas con unas patatas fritas, para que mi hijo no renegara tanto al ver unas longanizas con una textura y color extraños…que luego, al probarlas le han encantado.
Eso sí, os recomiendo abasteceros de mucho pan.




BESOS.